lunes, 2 de marzo de 2009

Mysore

Mysore es una ciudad bastante animada y famosa por el Palacio del Maraja (en su momento residencia real) interesante mezcla de estilos arabe hindu; reconstruido en 1912 tras un incendio. Mysore es tambien es famosa por la talla de estatuas en madera de sandalo y sus fabricas de incienso.
A pesar de que estos dias andaba con un catarrazo importante y con el calor no apetecia moverse demasiado consegui reunir fuerzas suficientes como para visitar el palacio por dentro (impresionante el despliegue de murales, pinturas, tallas y enormes salones; aunque no estan permitidas las fotos), por fuera, y de noche -con su iluminacion kitsch- asi como recorrer su colorido mercado, uno de los mas interesantes hasta la fecha.
Maniana toca desplazamiento largo de diez-doce horas en autobus para ir a Hampi (famoso por sus ruinas) y donde espero haga algo menos de calor aunque en estas fechas pocos sitios -a excepcion de las montanias- se libran del calorazo; aparte de que en la epoca previa al monzon es cuando mas suelen subir las temperaturas ...


Mysore


Una de las entradas al palacio




Entrada Sur

Gopuram de uno de los templos colindantes




Alrededores del palacio




Entrada Norte








Mercado de Mysore: Flores, incienso, frutas y mucho colorido




























Interior del complejo maraja








El palacio de noche









2 comentarios:

Juancho dijo...

Mola el mercado, desde luego tiene buena pinta y con mogollón de especias y guindillas :P, aunque estas se ven secas no???

Guapa la entrada de Wayanad, que pena que no se pueda pasear uno tranquilamente por la zona, pero con todo lo que rula por ahí a ver quien le echa narices, yo por lo menos no, jejeje :D pero molan las fotos, por fin vi una piña en su planta :D, siempre imaginé que colgaban de un árbol...

Y la ceremonia Theyyam imagino que tenia que ser flipante, porque aquí ya alucino con la peña que pisa las brasas, si encima el tio, se tumba y se queda ahí un rato, y luego pasa a las llamas y así sucesivamente... vamos, que tiene que impresionar un huevo verlo en directo...

Bueno tron, muchas gracias por compartir la experiencia... sigo atento...

Un abrazo grande que ya se te echa de menos ;)

Juancho

Juan dijo...

Que pasada el colorido de los mercados con sus especies, aceites e inciensos. Casi me llega el olor.
En Hampi verás las ruinas de uno de los reinos que más belleza proyecto al mundo. Que suerte estar allí!